Advertising



Relájate y no te dolerá nada

La primera experiencia interracial de este joven gay no ha podido ser mejor gracias a los consejos del chico negro que ha tenido la fortuna de robarle su virginidad. Al principio el tío estaba tan nervioso que por el culo no le entraba ni el pelo de una gamba pero en cuanto se ha relajado ha encajado los bestiales pollazos con bastante entereza.

Gracias por tu voto!
72%
Rates : 11
3 años ago759 Views
Categories: